Saltar al contenido
Reflexiones de DIOS

Reflexiones Cristianas para el Matrimonio

Reflexiones para el matrimonio

Reflexiones para el matrimonio

La vida es un evento lleno de auténticas manifestaciones naturales e impregnadas por la bondad de Dios; donde la pareja juega un papel fundamentado en normas de convivencia que van a determinar el respeto, la conversación y su grado de comprensión, la sabiduría, la tolerancia, entre otros elementos que consolidarán el propósito de vida que han dispuesto ambos en el inicio de este compromiso con El; que solo y tan solo la pareja sabe si fue escogido por juego o por verdadero Amor inspirado.

El matrimonio involucra una serie de convergencias Divinas, que son inevitables por su propia naturaleza; sin embargo, si cuando novios es estudiado, analizado y profundamente vivenciado desde el punto de vista Cristiano, se podrá acceder a cierto grado de responsabilidad en la toma de decisión de ambos con éxito sustentable en el tiempo.

Estoy muy convencido que una gran mayoría de parejas separadas actualmente sabían que su Amor no era Amor verdadero cuando decidieron unirse para siempre; muchos de estos Amores son extrañamente engañados por el sexo. Si usted querido lector se podrá dar cuenta tan solo ahora apenas hemos hecho referencia de este elemento “El Sexo”. Lo que significa que Amor no es Sexo necesariamente.

El Sexo es una herramienta que se une al extenso y variado manojo de hechos que alimentan el Amor. Pero muchas veces no atendemos la extensa y gran variedad de elementos que abandonamos para vivir en el sexo; lo que va debilitando el Amor de Vida, el Amor duradero; porque el sexo se acaba y el Amor es eterno.

Reflexiones para el matrimonio
Reflexiones para el matrimonio

Aun cuando se dice que para que el Amor sea eterno se debe acentuar en el sexo; pues realmente es significativo; pero hay que referir los eventos que permiten un Amor verdadero. Lo primero que hay que reflexionar es si el Amor que se ha establecido entre la pareja es para siempre, o simplemente para experimentar, “Para ver si alcanzamos a enamorarnos mientras hacemos el amor”, “Porque estas muy buena o me impresionan tus senos”, “Porque me llaman la atención sus ojos”, “Por la manera que me habla”…Ese no es el verdadero amor… Es otra cosa.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *